Algunos consejos para probar la fotografía submarina

Siéntase cómodo bajo el agua

Uno de los elementos más importantes de la fotografía submarina es sentirse cómodo en el medio que lo rodeará. Recuerde que el fotógrafo se convierte en una plataforma flotante en la que descansa la cámara.

 

La capacidad de nadar bien -y en algunos casos rápido, para ponerse al día con el sujeto- es una habilidad imprescindible.

 

Entienda a la vida marina

Para crear un buen cuadro, usted debe saber su tema para poder capturar su esencia. Este concepto se vuelve primordial cuando se dispara en el reino submarino. ¿A qué criaturas puede acercarse? ¿Son peligrosos o no?

 

El color se pierde cuanto más profundo buceas (los rojos, por ejemplo, son los primeros en desvanecerse). Conocer los verdaderos colores de las esponjas y otros tipos de vida marina le ayudará a componer mejores y más interesantes imágenes.

 

Elija el equipo correcto y cuídelo

Al elegir qué equipo utilizar, tenga en cuenta que hay dos sistemas básicos -y enormemente diferentes-: una cámara compacta en un estuche impermeable y una réflex digital (DSLR) en una carcasa submarina con flash externo.

 

El primer sistema tiene algunas ventajas, incluyendo la facilidad de uso y economía. Es especialmente apropiado para tomar fotografías en la superficie, donde hay mucha luz.

 

La mayoría de los fotógrafos profesionales utilizan DSLRs, ya que existe control total y absoluto sobre el sistema. Con una DSLR es posible controlar la apertura y la velocidad dependiendo de la situación o el efecto deseado, por ejemplo, el movimiento.

 

Pero este sistema tiene la desventajas en que puede ser pesado, difícil de mantener y especialmente caro. Este costo asociado justifica asegurarse de que su equipo viaja seguro en su vehículo.

 

Puede preguntarle a su cerrajero de confianza sobre la conveniencia de instalar cajas seguras dentro de su automóvil.

 

Usa la luz disponible

 

El flash no siempre es la solución para obtener imágenes sorprendentes. Si juegas bien tus cartas, hay imágenes increíbles que se pueden hacer con la luz disponible en la escena.

 

No se limite a los ajustes automáticos, juegue con la exposición y la compensación. Prueba a hacer las mismas escenas en momentos diferentes del día, aproveche las horas cercanas al mediodía.

 

Haga de la piscina su terreno de pruebas

Antes de ir al mar, practique en una piscina. Proporciona un entorno seguro, tranquilo y controlado para aprender sobre los ajustes, experimentar con nuevas técnicas y asegurarse de que su equipo esté en buen estado de funcionamiento

 

Practique con los miembros de la familia, especialmente los niños, ya que a menudo se parecen a los peces rápidos y en constante movimiento.

 

Aproveche el agua dulce para probar los sistemas que mantienen impermeable la cámara. Recuerde lubricar las juntas según las especificaciones del fabricante y así evitará imprevistos molestos (y costosos) cuando esté trabajando.

 

Disfruta de la experiencia

Recuerde que usted no se zambulle para tomar cuadros, usted bucea para compartir y disfrutar de este maravilloso espacio con sus habitantes. Si haces de esto una prioridad, eventualmente tomarás buenas imágenes. “La fotografía es un subproducto de la experiencia.” Disfrute de la experiencia, y las imágenes vendrán solas.